Inicio  
  
   Medicamentos y falta de deseo
Efectos secundarios de los medicamentos
Commentar

Cuando los medicamentos inhiben el deseo sexual

En medicina, la implicación del paciente es un factor reconocido de eficacia. Ahora bien, algunos efectos secundarios, como los problemas de la libido, pueden disuadir al paciente de seguir el tratamiento. Por temor o por pudor, algunos pacientes llegan incluso a dejar las pastillas, en ocasiones poniendo en peligro su vida. Aunque la disfunción eréctil no es ninguna fatalidad, ¿cómo soportar un tratamiento que mata nuestros deseos o que nos impide expresarlos? Doctissimo hace un repaso por estos “aguafiestas” del amor y te aconseja…

Medicamentos y falta de deseo
© Thinkstock

Son muchos los medicamentos que producen problemas sexuales, pero no todos son sistemáticos. De modo que es importante no atribuir a los medicamentos todos los efectos negativos que se padecen ya que éstos a veces son consecuencia de la propia enfermedad. Según algunos estudios, por ejemplo, las enfermedades cardiacas, la hipertensión, la diabetes y la depresión pueden causar problemas de erección. Tampoco la mujer está exenta. Entre la depresión, las enfermedades hormonales y la menopausia, son numerosas las situaciones nefastas que entorpecen la sexualidad femenina.

Depresión: la historia del huevo y la gallina…

Los episodios depresivos a menudo van acompañados de una disminución de la libido. En los hombres víctima de esta enfermedad psíquica, los problemas de erección están presentes en el 90 por ciento de los casos. Por otra parte, se ha comprobado que la presencia de problemas de erección favorece la depresión. Estas dos patologías están, pues, íntimamente ligadas.

Además, ciertos antidepresivos son responsables de varios problemas sexuales (disminución de la libido, problemas de eyaculación, de erección…). Los antidepresivos implicados son principalmente los antidepresivos llamados tricíclicos, los inhibidores selectivos de la serotonina y los inhibidores de la monoaminooxidasa no selectivos.

La simple ansiedad y las benzodiazepinas utilizadas para combatirla también bajan la libido. Los neurolépticos, medicamentos utilizados en psiquiatría para la psicosis, resultan en problemas hormonales que repercuten en la libido.

Problemas de corazón, falta de libido

Ciertas enfermedades cardiovasculares provocan una disminución de la libido. Los medicamentos que más negativamente impactan en el deseo sexual son los betabloqueantes, que suelen utilizarse para tratar la hipertensión arterial, la insuficiencia cardiaca o la angina de pecho. Según las moléculas, los efectos sobre la sexualidad son más o menos frecuentes. El propanolol, el pindonol y el atenolol son los que más inciden en el descenso del apetito sexual.

A costa de poner en peligro su vida, algunos pacientes –sobre todo los hombres– llegan incluso a abandonar el tratamiento para recobrar su sexualidad.

Medicamentos y falta de deseo - (siguiente) ►

Publicado el 07/01/2011Comentar

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Sabes si sufres migrañas?

Test Salud y Bienestar

¿Sufres migrañas?